Llegan las rebajas y sube la luz

|



Hoy comienzan las míticas y ya instauradas rebajas, un reclamo comercial, mitad engaño, mitad ganga. No sé si os habéis dado cuenta cuando váis a las tiendas de ropa en esta época, que suelen sacar el baúl de los recuerdos y te mezclan prendas de moda con prendas de el año de la polka. Yo la verdad es que hace mucho tiempo que no practico esto de las rebajas, aunque reconozco que en este año de crisis no me faltan ganas, pensando en que a lo mejor consigo algún chollo histórico, cosa poco probable, porque cuando existe un momento de recesión económica como el que estamos viviendo, hasta las rebajas lo sufren.



Por si fuera poco con la crecida de precios, hoy comienza a aplicarse la nueva subida de la luz, que nos afectará a todos, al menos a quienes tenemos contratada una potencia digna del siglo XXI, que permita tener varios electrodomésticos conectados, y que no pase lo que pasa en algunos hogares -dicen que los que no pagarán más- que tienen que desconectar algunos aparatos para conectar otros, y eso en el mejor de los casos. La subida media del recibo será de 5,6%, que sumado al 3,3% de principios de año, supone en lo que va de año casi un 9% más.



Ahora más que nunca debemos ingeniárnoslas para ahorrar energía en nuestra casa, y para eso generalmente siempre se nos recomiendan estas:



- Poner la lavadora lo estrictamente necesario y concentrar las coladas.

- Usar bombillas de bajo consumo.

- Usar electrodomésticos de bajo consumo.

- Poner el aire acondicionado a temperaturas adecuadas (24-26ºC).

- Apagar las luces de los ambientes que no se van a usar.

- Revisar que las luces estén apagadas al salir.

- Desenchufar los transformadores o cargadores cuando no se los utiliza ya que consumen sin ser usados.

- Programar la computadora para el apagado (suspensión) luego de 15 minutos sin actividad.

- Bajar el volumen de los aparatos de música.

- En lo posible, secar la ropa al aire libre.

- Usar el lavarropas la mayoría de las veces con agua fría o

tibia y con programas cortos.

- Reducir el uso de secadores de pelo.

- Planchar la mayor cantidad de ropa por vez, es más eficiente.

- Regular la temperatura de la plancha.

- No usar la plancha para secar ropa.



Además de esta, yo tengo otra que este verano pondré en práctica: Si tenéis varios aparatos de aire acondicionado en las diferentes habitaciones, procurad dormir todos en la misma habitación y así se evita más gasto.

0 comentarios :