Agradecimiento muy personal

|

Hoy he recibido un e-mail de un amigo en la distancia, cuyo contenido dejo para la intimidad, de una persona que ha posibilitado desde la política que Extremadura se transforme de manera ingente y que tenga muchas de las cosas que hoy tiene. A pesar de lo distante que siempre me pareció, he descubierto a una persona entrañable, profunda e idealista, características que lo definen y que sin duda, son la causa de que en estos últimos 25 años, él y otras personas hayan logrado que mi generación se sienta orgullosa del camino recorrido y del escenario de optimismo y oportunidades que sin duda nos ha dejado. Nada es fácil en la vida, ni siquiera las cosas que aparentemente lo son, realmente no lo son, pero desde mi condición de ciudadano extremeño no tengo más remedio, como algo sincero y también emotivo, reconocer y valorar el trabajo de personas como él.

Como dicen los evangelios cuando relatan los hechos de la vida de Jesús de Nazaret, al dirigirse a la gente con parábolas, ¡Quién tenga oídos que oiga! y yo le añado: ¡Quién sepa leer que lea!

0 comentarios :