Lo esencial para un político

|

En la política, en la Medicina o en cualquier ámbito de la sociedad, las personas son los pilares fundamentales, y por eso el que gran parte de la gente opine que los políticos sean aprovechados, falsos en ocasiones, teatreros en otras, y todo eso que se pueda, en un momento determinado decir, obedece a sus actos, sus gestos, su manera de comportarse o actuar. Realmente resulta difícil encontrar a políticos que den la cara por ejemplo en un blog. Sabéis que muchos los abrieron con anterioridad a las elecciones y ahora, están muertos virtualmente hablando. En realidad el mérito o la credibilidad que pueda ofrecer un político se debe a varios motivos: el más importante la cercanía, el que los ciudadanos puedan dejar de lado el complejo de inferioridad y le puedan decir lo que piensan, el demostrar día a día que se es de carne y hueso, que se preocupa de los problemas de los ciudadanos y que además predica con el ejemplo.

Perdonad los que no seáis católicos, pero existe una frase contenida en los evangelios que dice que "por nuestros hechos nos conocerán". En este sentido, en la política siempre se está en el punto de observación y de análisis de muchos ciudadanos y ciudadanas, a veces quien la ejerce se olvida de que se deben a la gente, que deben levantarse y acostarse pensando en la gente, y que lo verdaderamente importante es la gente. Muchas veces, este convencimiento y asimilación personal -en ocasiones en contra de imposiciones de partido- se hace sumamente difícil.

Ahora que se acercan tiempos de reflexión, de análisis y de balances, en los partidos políticos. Se hace necesario también tener en cuenta a la gente, la buena gente comprometida, jóvenes y no tan jóvenes, que son el futuro de Extremadura, que pueden aportar y desean construir, con esfuerzo y dedicación, esa nueva Extremadura que se vislumbra. A ver si es posible que con la inclusión de nuevas personas y nuevos equipos, también se logre contagiar a la gente, al ciudadano y ciudadana de a pie, y se pone de manifiesto que la verdadera política se hace desde la cercanía y desde la escucha atenta y continua de sus problemas y sus necesidades.

Comentario relizado en la plaza de la cordialidad el mismo día

0 comentarios :