Melchor, Gaspar y Baltasar, recorren esta tarde las calles de la Puebla de Guadalupe

|

Guadalupe celebra a partir de las 19:00 horas de hoy la tradicional cabalgata de Reyes. La última actividad de la Navidad que va dirigida fundamentalmente a los más pequeños, cuyo objetivo entiendo es ilusionar y hacer posible el deseo de muchos niños de toparse cara a cara con ellos. Estaré colaborando, al igual que lo hace otra gente que irá en carrozas, disfrazados de reyes magos, de pajes, etcétera. Mi labor consistirá en animar un poco el evento, micrófono en mano e intentar que todo vaya tal y como ha sido organizado. Es una pena, yo diría muy grande, que la gente no se implique mucho más, que la cabalgata se organice con muy pocas personas y que, pese a la importancia que en mi opinión tiene -sobre todo pensando en los niños- los guadalupenses participen más activamente, y dejen de manos del ayuntamiento este momento, en el que se podrían hacer cosas muy hermosas.

El hecho de haber estado preparando el guión que iba a seguir esta tarde me ha permitido ilustrarme mucho sobre los reyes magos y sobre sus orígenes. La historia de los magos se remonta a hace muchos años, cuando llegaron desde oriente buscando al nuevo rey que habría de nacer en Belén. En las sagradas escrituras no se abunda mucho sobre su origen, su personalidad, sus rasgos, ni siquiera sus nombres. Se asume que eran “sabios” o astrónomos, llamados en aquella época como “magos”, porque venían siguiendo una estrella que presagiaba la llegada del nuevo rey.

Como venían con regalos para el rey que habría de nacer, la tradición los describe como reyes bondadosos con presentes para todos, asignándole un nombre y rasgos específicos a cada uno.

Melchor: un anciano blanco con barbas blancas. Su regalo para Jesús es oro, que representa la realeza

Gaspar: joven moreno. Su regalo es el incienso, que representa la naturaleza divina

Baltasar: de raza negra. Su regalo a Jesús es mirra, que representa su sufrimiento y muerte futura.

Por cierto, me molesta mucho que días antes de la llegada de sus majestades, algunos centros comerciales exhiban a los tres magos para recoger sus cartas, cuando ellos no llegan hasta el día 5 de enero, es decir hoy. Entre tanta versión y tanta distorsión estamos volviendo locos a los chiquillos y todo es por lo mismo, porque se deja de lado el verdadero mensaje de los reyes y nos centramos más en el económico. Por algo vivimos en un sistema capitalista ¿O no?

Por lo demás , feliz noche de reyes y mucha suerte con los regalos. Yo, este año voy a poner un par de botas de montaña, el calzado más grande que tengo, a ver si los magos me traen salud para toda la familia, me suben el sueldo, me bajan la hipoteca y me quitan el canon digital.

0 comentarios :