Polémica en la televisión pública

|

Cuando hace unas semanas escribía en este mismo blog el artículo titulado "En Peligro de Extinción", parecía estar vaticinando el final que la serie de Libre Producciones "El Lince con Botas" iba a tener, y es que se trata sin duda de uno de las ventanas más importantes que la sociedad urbana ha tenido para poder contemplar elementos genuinos y auténticamente diferenciados de los pueblos y costumbres de Extremadura, que han servido sin duda para divulgar y profundizar en las raices de esta tierra que aspira precisamente a eso, a dar a conocer los recursos y valores, incluso los antropológicos y etnográficos, para ser tenida en cuenta en el contexto nacional e internacional. Eso es precisamente lo que entiendo se pretende con la recién creada marca "Extremadura" y ese es el reto que todos los que de alguna manera nos sentimos profundamente extremeños, nos marcamos cada día.

Sin ánimo de polemizar con mis palabras y sin entrar en disquisiciones que no me corresponden, no pretendo sino romper una lanza en favor de los aspectos puramente divulgativos y claramente beneficiosos que esta serie ha generado en torno al medio rural, a figuras y oficios tradicionales, en clara regresión, a zonas y espacios de gran valor ecológico, a costumbres y tradiciones que son la imagen de una Extremadura auténtica y singular. La historia de nuestros pueblos es fruto de un cúmulo de acontecimientos y de valores etnográficos, fuertemente arraigados, que son inseparables e irrenunciables a su propio devenir. Esta filosofía, ha sido -a mi modo de ver- el hilo conductor de una serie de documentales que han posibilitado un acercamiento de esa otra realidad, la rural, a un sinfín de rincones y a un gran número de personas.

Entiendo que esta valoración que se hace, es puramente subjetiva y hecha desde una visión muy particular, posiblemente compartida por muchas personas, pero que sólo pretende ofrecer ese otro punto de vista que pueda contribuir a zanjar un enfrentamiento mediático que sólo conduce a la nada. Los telespectadores merecen conocer con este u otro programa, los problemas y particularidades de la Extremadura rural, lo que nos diferencia del resto y sobre todo, contribuir a que el progreso y la pasividad no contribuyan a borrar de la historia aspectos y elementos por los que nuestros antepasados se dejaron la piel y algo más.

0 comentarios :