Recuerdos de un cura obrero

|

Foto: www.lne.es

Hoy primero de mayo quiero traer a este espacio el recuerdo entrañable de quien fuese mi profesor de religión en el bachiller. Él no era un cura normal, sino que destacaba, además de por su ilustración, por su compromiso social y su vinculación con el mundo obrero. No en vano solía estar siempre muy implicado con días como el que celebramos hoy, y sobre todo en todos los frentes obreros que se formaban en Asturias (región minera y astillera por excelencia)  en general y en la ciudad de Gijón en particular. El nos  hablaba en improvisadas tertulias en la Laboral  de sus actividades en el círculo obrero, de la teoría de la liberación, de justicia, de solidaridad, de libertad y de paz.

Aún se cobija en mi memoria cómo me entregó de manera manuscrita el  poema "Ellos vinieron " que se le atribuye a Bertolt Brecht y que muchos de vosotros/as conocéis: Primero vinieron por los comunistas/y no dije nada porque yo no era comunista... ¡Cómo no conservaría este documento que para mi hubiese sido una reliquia y un recuerdo excepcional !

Me refiero al padre José Manuel Bárcena, al que años después intenté localizar sin éxito hasta que recientemente conocí de su muerte al preguntar sobre su vida en un grupo de antiguos alumnos de la Universidad Laboral de Gijón. Uno de mis maestros más entrañables e inolvidables, y una persona que me enseñó las motivaciones que desde las muertes de Chicago nos hacen celebrar el primero de mayo, año tras año.

Mis primeros de mayo siempre me hacen evocar sus enseñanzas, su ideología y  su espíritu de lucha por la clase obrera, algo que me transmitió y que guardo como "oro en paño" en mi memoria. Su ejemplo de vida y de lucha se hacen más necesarios cada día que pasa, cuando somos conscientes de que la democracia se desmorona y la política de quien nos gobierna se aleja de la ciudadanía y de los intereses generales que han de regir su ruta de viaje.

Su misión evangelizadora y su lucha social desde el sacerdocio,  todo un ejemplo para esa jerarquía eclesiástica que a veces sólo entiende un tipo de religión y una sola manera de ejercer el catolicismo, cuando la historia y el tiempo demuestra que como decía Kant hay otras, si el objetivo es la defensa de los más débiles y necesitados, al fin y al cabo lo que nos enseñan de manera muy clara los Evangelios.

0 comentarios :