El Parador de Guadalupe en peligro

|

Foto:Halcón Viajes

Si hace unos meses este blog y quien lo mantiene se pronunciaron en contra del cierre del servicio de ayuda a domicilio por parte del gobierno del Ayuntamiento de Guadalupe, fundamentalmente porque se trataba de personas, trabajadoras y usuarios, ahora no puedo permanecer impasible -ni como ciudadano ni como militante de un partido de izquierdas- ante lo que parece va a ser un nuevo perjuicio para el pueblo de Guadalupe y para sus vecinos. Me refiero al ERE que la empresa Paradores de Turismo de España ha iniciado y que afecta en buena medida al Parador de Turismo Zurbarán de Guadalupe y a sus 34 empleados/as, dos de los cuales al parecer van a ir directamente al paro, y los otros, trabajaran tan solo unos meses al año, tal y como hemos conocido a través del diario Hoy. Esto significa que solo cobrarán los meses que trabajen y que el resto del año se tendrán que buscarse la vida, en muchos casos tratándose de personas con cierta edad y en un momento sumamente complicado en cuanto a las posibilidades de empleo.

Pero además, están en juego -en mi opinión- algunas cuestiones que quiero poner  sobre la mesa, para que todos los vecinos de Guadalupe, entre los cuales me incluyo, podamos valorar en su justa medida y sumarnos a las medidas de presión que los propios trabajadores han iniciado ya en el día de hoy y mucho me temo seguirán haciendo. 

Me refiero en primer lugar a la clara intencionalidad por parte de la empresa de aprovechar los recursos legales que la reforma laboral aprobada por el gobierno en febrero de 2012 permite para la  flexibilización del despido, y que eso sea una excusa para emprender una sangría en la empresa pública y dirigirse hacia una privatización en toda regla, que acabaría con el modelo de paradores actual  y por supuesto con buena parte de los recursos humanos que lo han sustentado, en cuyo seno existe una buena organización sindical que hay quien piensa que estorba y molesta.

Por otra parte, parece lógico pensar que si el parador de Gudalupe es viable -a juzgar por el tiempo de permanencia, por el flujo de turismo y el negocio que parece tener- no hay motivos que obliguen al cierre temporal, ya que nuestro pueblo y nuestra comarca disponen de recursos y potencial turístico, más que se sobra, para abastecer esa demanda internacional de alto poder adquisitivo que suele alojarse en los paradores, y que por supuesto también consume otro tipo de productos y servicios locales que benefician a empresas locales.

Finalmente, el edificio histórico en el que se alberga, conocido como Colegio de Infantes o Colegio de Gramática (Antiguo centro de enseñanza de humanidades y canto religioso del siglo XVI de estilo mudéjar)  corre serio peligro de mantenimiento si solo se utiliza de manera temporal, porque si ya se está utilizando el concepto econòmico para abrirlo o no abrirlo todo el año, sería mucho más gravoso por el coste de mantenimiento de instalaciones y edificaciones, y acabaría cerrado definitivamente o quizás vendido como palacete.

Desde este espacio me sumo a las reivindicaciones y me solidarizo con todos y cada uno de los trabajadores.

0 comentarios :