¡Quién te ha visto y quien te ve!

|

Hoy hemos conocido la noticia de que la entidad "Caja de Extremadura" ha retirado el apoyo a algunos conocidos consorcios de ciudades extremeñas en beneficio de las necesidades sociales de Extremadura, lo cual hasta cierto punto es comprensible e incluso plausible.

Vaya por delante mi simpatía por esta entidad y mi cariño y respeto por muchas de las personas que en ella han trabajado y trabajan, algunas de ellas en niveles de responsabilidad muy importantes.Sin embargo,  "La Caja"  -como popularmente se la conoce en todos los rincones de Extremadura-  nos tiene a muchos de los que tuvimos nuestra primera libreta y aún mantenemos alguna calderilla  en ella,  bastante preocupados,  por no decir indignados. La operación u operaciones en las que anda metida esta entidad, y quiénes tienen la responsabilidad de ello, no acaba de convencer a nadie, y en cierto modo no hay motivos para pensar lo contrario.

Desde la más absoluta ignorancia de lo que se cuece dentro, pero sí desde el daño que uno empieza a sentir en carnes propias a base de falta de servicio, dejadez, incomunicación, cobro de comisiones, ignorancia y pasividad con el cliente,etcétera... puedo afirmar que algo no va bien y no sólo eso,  "pinta muy mal", sin pretender ejercer de agorero.

Unas veces somos la Caja, otras veces Caja de Extremadura, y desde hace unos meses también "Liberbank". Vaya lío compañero. Bueno, quizás no tanto, porque dependiendo de para lo que sea se usa uno u otro. Si había un acuerdo o una póliza que Caja de Extremadura en su día formalizó con condiciones ventajosas, ahora ya no se mantienen y de la noche a la mañana es Liberbank quien aparece en la operación. -"Es que usted firmó con la Caja de Extremadura y ahora somos Liberbank". Manda huevos, por no decir vaya engaño.

"Entre todos la mataron y ella sola se murió", "Crónica de una muerte anunciada", "Cuando el río suena agua lleva"... Todos estas frases hechas y algunas más se escuchan estos días en la calle, sin que podamos conocer "a ciencia cierta" y con absoluta transparencia qué está sucediendo de puertas para adentro, o de puertas para afuera.

¡Ay Caja Extremadura! ¡Quién te ha visto y quién te ve!

1 comentarios :

Anónimo RESPONDER dijo...

Felipe, lo que se cuece en Caja Extremadura le va a cambiar el nombre, (Caja Extremausura).
Han vendido deuda subordinada (primas hermanas de preferentes) como si fueran plazos fijos a clientes ahorradores (no a tiburones de las finanzas) y ahora los quieren convertir en accionistas... Algunos llaman a la entidad Liberbankia (así que ya te puedes imaginar). Un abrazo