Arreglapueblos

|

Hace algunos años, cuando empezábamos con los primeros números de los periódicos de APRODERVI, se publicó un artículo de opinión que realizó una persona muy conocida y popular del pueblo de Alía (Cáceres), y que titulo con gran acierto, "Los Arreglapueblos", cuyo título repito para este post y a los cuales paso a referirme a continuación:

Son personas que tienen su origen en nuestros pueblos y que viven fuera, que suelen aparecer de cuando en cuando, sobre todo coincidiendo con periodos vacacionales, puentes, festivos o fines de semana. Obviamente son individuos que no quieren saber nada del pueblo más allá de sus intereses personales, sin la asunción de ningún tipo de compromiso social, ni de sentimiento de pertenencia a la sociedad local. En la mayor parte de las ocasiones pagan la mayor parte de sus impuestos fuera, no participan por tanto de la vida social, ni cultural, y a juzgar por sus "hechos" les importa un pito el presente y futuro de su pueblo.

Sin embargo hay algunas características que les definen: Se creen poseedores de la verdad, tremendamente agresivos para con el resto de miembros de la comunidad (especialmente con quienes ejercen la política o con quienes lideran ciertos movimientos sociales), incluso celosos y envidiosos. Además son -aparente e intencionadamente-  viscerales y críticos con todo lo que se hace, y pretenden dar lecciones de todo. Suelen mirar al resto por encima del hombro y utilizan la descalificación como herramienta de imposición, viviendo de manera permanente en un pedestal que sólo ellos creen poseer.

Y lo peor de todo es que no tienen credibilidad ninguna, más allá de su círculo de "lameculos" y "pelotas" que les ríen las gracias y les colman de adulaciones. No predican con el ejemplo, no mueven un solo dedo por mejorar aquello que critican y no ofrecen ni una sola alternativa, más allá de intereses personales, generalmente con fines económicos.Y para remate, en ocasiones reniegan de sus orígenes en función de con quien anden o de quien les llene el estómago.

Moraleja: Cualquier parecido con la realidad es mera coincidencia.

2 comentarios :

Sara dijo...

¡ Cuánta razón! Me encanta este post. Es que hay muchos, eh? Me gustaría que más de uno lo leyese...

Felipe Sánchez dijo...

Gracias por tu comentario y por tus dibujos que nos alegran la vista a todos. Saludos.