Adiós a Cándido Alcojol

|

Hay personas que suelen dejarnos de repente, antes de tiempo y de manera injusta. Seres humanos que en vida nos enseñan humildad y sencillez, discreción y sobre todo un enorme derroche de bondad y generosidad.

Acabo de recibir en Cáceres la mala noticia de que Cándido Alcojol nos ha dejado para siempre. Un aliano afincado en Guadalupe cuya pérdida nos ha dolido de manera singular.

Mi más sentido pésame a toda la familia, en especial a Quintina, su mujer.

0 comentarios :