Reflexión en alto de un guadalupense

Esta mañana la iglesia de Guadalupe estaba abarrotada. Nos reuníamos en ella para celebrar el funeral en honor a nuestro vecino Pedro Moreno Tello, un hombre comprometido con nuestro pueblo y que tuvo el privilegio y la responsabilidad de asumir la alcaldía de nuestro pueblo durante un tiempo de cuatro años, además de otros tantos como concejal y de otros roles en colectivos como la Banda de Música o la propia Coral.

En los últimos tiempos nos han dejado tres alcaldes: Antonio Rodríguez (octubre 2010) , Rafael Vázquez (febrero 2012) y ahora, Pedro. Ningún pleno extraordinario, ninguna bandera a media asta, nada de nada, para homenajear a unas personas que dieron una parte de su vida por el bien común y por el resto de vecinos, con sus virtudes y con sus defectos, pero al fin y al cabo con una misión pública que merece ciertas acciones y reconocimientos.

Son las cosas que tiene este pueblo. ¿No creéis que al menos merecían eso?

4 comentarios :

Anónimo RESPONDER dijo...

Totalmente de acuerdo Felipe.
En el Ayuntamiento no ha habido ninguna sensibilidad con estas personas, ni los que estaban antes ni los que estén ahora.
Espero que esa reflexión puedas llevarla a cabo algún día.

Paqui

Felipe Sánchez dijo...

Paqui, espero y deseo que no, especialmente porque no muera nadie más que haya sido alcalde.

Rafael Moreno Tello RESPONDER dijo...

Muchas gracias por tu cariñoso detalle, y hermosas palabras,amigo Felipe, con referencia a nuestro querido hermano Pedro, recién fallecido.

Creo que ante la muerte de un vecino, hay que olvidar, colores, partidos, y demás, ya que tan sólo esa, o esas personas, buscaban el interes general de su Pueblo y convecinos.

Un fuerte abrazo.
Y nuestro agradecimiento. Rafael Moreno Tello

Felipe Sánchez dijo...

Claro Rafael, que la muerte no entiende de política, por supuesto.
Lo que ocurre es que los políticos deben estar atentos a estas cosas y otras parecidas.
Es un simple opinión, que me consta, comparten muchas personas.