¿Recortes en desarrollo rural?

|

Los recortes que han empezado a aflorar por doquier en los gobiernos (estatal, autonómicos y locales) para cumplir las exigencias del déficit y con ello "satisfacer" a esos señores llamados "Mercados" están poniendo en peligro los compromisos financieros de las ayudas para el desarrollo rural, tal y como un servidor viene vaticinado desde hace meses y según se ha puesto de manifiesto en una noticia publicada por la Red Española de Desarrollo Rural, una de las organizaciones que representan a los Grupos de Acción Local españoles y que suele ejercer la interlocución entre el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente y los Grupos. Parece ser que el "bajo" nivel de ejecución de los programas, así como las dificultades financieras para la puesta en marcha de proyectos, son los principales argumentos esgrimidos por el Ministerio para bajar la dotación económica mínima para el eje LEADER, pasando de un 10% a un 5%. Es decir, bajar a la mitad el compromiso económico, lo que supone que abrá una merma considerable de los fondos estatales, o al menos eso es lo que se nos da a entender.

Por otra parte, esta mañana mismo, en una reunión celebrada en la Consejería de Agricultura, Desarrollo Rural, Medio Ambiente y Energía de la Junta de Extremadura, convocada para reactivar las acciones contempladas para Extremadura en la Ley 45/2007 (Ley de Desarrollo Sostenible del Medio Rural) se ha puesto sobre la mesa la opción de perder fondos, al menos durante este ejercicio de 2012, e incluso no se descarta la modificación de esta Ley lo que a buen seguro significará una disminución más contundente de fondos, eso si es que se mantiene y no se deroga como otras que fueron aprobadas por el anterior ejecutivo.

Una vez más las zonas rurales sufren un nuevo retroceso. Si ya de por sí resulta complejo el emprendiento y la creación de empleo en estos espacios, todo se tornará más complicado para mantener ese objetivo de "convergencia entre lo rural y lo urbano", porque no olvidemos que a día de hoy existe un verdadero déficit en servicios e infraestructuras básicas con respecto a las zonas urbanas, y un sinfín de desequilibrios comparadas con estas, lo que genera desigualdades y pérdida de oportunidades para quienes vivimos en los pueblos.

El enfoque LEADER al que me refería hace unos días y todo un bagaje en el desarrollo socioeconómico participado de los espacios rurales de muchos años, que tan excelentes resultados ha ofrecido, sigue estando en duda -a las pruebas me remito- y sigue sin consolidarse como se consolida cualquier compromiso político serio , que es con presupuesto y con dotación financiera.

Espero y deseo que al menos en lo que al primer hecho se refiere la Unión Europea no lo permita a estas alturas, teniendo en cuenta que la ejecución del programa actual finaliza en 2015. Con respecto a lo segundo, y dada la mayoría absoluta del actual gobierno tengo pocas esperanzas de que haya marcha atrás y se recupere el espíritu de la ley.

0 comentarios :