La cooperación entre grupos locales y las políticas de desarrollo rural europeas

Desde que en el año 1991 se comenzase a hablar en la Unión Europea de la iniciativa o enfoque LEADER (Relaciones entre actividades de desarrollo rural) y hasta la actualidad han pasado más de veinte años, y con ellos se ha producido una espectacular transformación de los definidos como territorios o espacios rurales, destino de las políticas europeas que se enmarcan en el denominado desarrollo rural y que potencian –entonces y también ahora- la diversificación económica y la potenciación de recursos endógenos de estos espacios caracterizados por una fuerte dependencia del sector primario, falta de capital humano, un sector servicios muy poco desarrollado, y en definitiva un desarrollo económico y social muy bajo, comparado con otras zonas denominadas urbanas. 

Los siete pilares o características fundamentales sobre las que se ha sustentado el denominado método o enfoque LEADER han sido las siguientes: enfoque local (sobre un territorio pequeño, homogéneo y una identidad determinada), enfoque ascendente (con la participación de las bases sociales en la toma de decisiones), Grupo de Acción Local (asociaciones de entidades públicas y/o privadas para el diseño y la aplicación de un programa de desarrollo rural), innovación (de productos, procesos o servicios), integración (las medidas de acción suelen ser de carácter transversal y multisectorial), trabajo en red (intercambio de experiencia y conocimiento entre grupos de diferentes territorios) y cooperación (puesta en marcha de proyectos en común con otros grupos del espacio de la Unión Europea). 

De todas estas características parece que las dos últimas, el trabajo en red y la cooperación, comienzan a ser las que más peso tendrán en el futuro escenario que la PAC prepara para el desarrollo rural y los espacios rurales, y que sigue dándole a LEADER y a los Grupos de Acción Local cierto protagonismo pero con algunos matices que parecen vislumbrarse y al que se ha referido recientemente el Director General de Agricultura y Desarrollo Rural de la Comisión Europea, José Manuel Silva, en una entrevista para la revista “Desarrollo Rural y Sostenible” publicada por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (MAGRAMA). Para este “los grupos de acción local deberían comenzar a pensar ya en cómo, con quién o dónde les gustaría cooperar, y reflexionar sobre la necesidad de redefinir los territorios en los que actúan y ampliar sus estrategias de desarrollo local”

A juzgar por la experiencia que empezamos a tener en el Grupo de Acción Local de la comarca de Villuercas Ibores Jara (APRODERVI), con un gran porcentaje de actividad y presupuesto en proyectos de cooperación (regional y nacional) parece lógico pensar en que las afirmaciones de Silva y la tendencia hacia la que nos lleva el desarrollo rural va por esos derroteros: más cooperación (nacional y trasnacional), mayor espacio geográfico, más población y a buen seguro menor presencia de entidades locales en los órganos de decisión de los grupos de acción local, con un mayor peso de empresas y colectivos del ámbito privado. 

0 comentarios :