Reforma 3i

|



No creo yo que en este país haya muchos trabajadores/as que alaben la reforma laboral del gobierno de Rajoy (independientemete de su profesión, categoría o condición) aprobada la semana pasada en forma de Real Decreto-Ley y que sólo ha contado con el beneplácito de la Patronal (como era de esperar ) y que ha omitido -de manera grave y sin precedentes- a los sindicatos, que -independientemente del cierto letargo que vienen padeciendo- son al día de hoy los únicos interlocutores válidos para defender algunos derechos, y de manera tradicional quienes han peleado "con uñas y dientes" para alcanzar algunos que hasta ahora eran intocables.

He tenido la paciencia de poder leer con algún detenimiento el documento publicado en el Boletín Oficial del Estado y tengo que confesar que me ha sorprendido negativamente su contenido, y sobre todo me han preocupado algunas cosas que como trabajador pueden afectarme de manera directa, y que nos generan una gran indefensión que nunca antes se había dado en la legislación española al respecto. Como dice el lema de la campaña antireforma de la UGT es "Injusta con los trabajadores", "Ineficaz para la economía" e "Inútil para el empleo". Llaman poderosamente la atención que se diga con carácter previo a su aplicación que no va a generar empleo, lo que nos desorienta todavía más.

Estoy convencido que las manifestaciones previstas para este domingo, 19 de febrero de 2012, en todo el país van a ser el fiel reflejo de lo que escribo y sobre todo, tengo que felicitar a las organizaciones sindicales por la estrategia que han planteado para poner en conocimiento de toda la ciudadanía el contenido de esta reforma y las graves consecuencias que parecen vaticinarse para el futuro inmediato, sin claudicar a lo que algunos estaban esperando nada más tomar posesión, y que es una huelga general.

Como decía alguién:"la cosa está jodida y se va a poner peor".

0 comentarios :