La atención a la discapacidad se tambalea

|

No me puedo imaginar qué podría pasar si la Asociación de Discapacitados Físicos y Psíquicos de Las Villuercas, ASDIVI, desapareciese del mapa por el mero hecho de dejar de percibir algunas de las subvenciones o ayudas públicas que perciben para poder ofrecer una serie de servicios de atención al colectivo de discapacitados/as. Sería tremendamente injusto que una asociación como esta, construida a base de mucho esfuerzo, dedicación y mucho coraje, desapareciese del mapa por la mala gestión o por la falta de concienciación de un gobierno, que deja de percibir la discapacidad, la dependencia y la atención social como algo prioritario y esencial. Sería extraordinariamente insolidario, máxime cuando es la única salida para poder atender a este colectivo de personas que además de la discapacidad, han sufrido y vienen sufriendo el aislamiento que en ocasiones ha supuesto vivir en el medio rural.

Parece ser que los tijeretazos también van a llegar a este sector y las organizaciones que trabajan para que el colectivo de discapacitados. Desconozco si es el principio de una serie de privatizaciones encubiertas, si es un despropósito o si es un signo inequívoco -uno más- de que se ha perdido el norte y que se está actuando más, pendientes del déficit y de otros parámetros económicos, que con criterios de necesidades sociales y de empatía con los verdaderos problemas que tienen los ciudadanos.

No alcanzo a comprender cómo es posible que haya dinero para subirse el sueldo en época de crisis y no se tiene en consideración la necesaria presencia de algunos colectivos sociales que trabajan en favor de la discapacidad, especialmente en las zonas rurales, donde los servicios de atención a este colectivo son exclusivamente desempeñados o realizados por estos, a falta de otro tipo de recursos.

Siempre digo lo mismo y así lo siento: Quien hoy no padece ninguna discapacidad no está libre de padecerla mañana. En este sentido, y utilizando esta máxima creo que es de justicia pensarse mucho este tipo de decisiones antes de ponerlas en práctica porque hay cuestiones que -al menos desde mi humilde opinión- son las últimas que se deberían tocar.

Espero y deseo que se recapacite y que se reconduzca la situaciòn por el bien de todos, los que son y los que podemos ser discapacitados.


0 comentarios :