La ausencia de Rodríguez Ibarra

|

De la misma manera que sería impensable o al menos poco comprensible para un aficionado al fútbol que Pep Guardiola dejase en el banquillo a Leo Messi en una final de la Eurocopa, yo tampoco alcanzo a entender como el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) puede prescindir en Extremadura de Juan Carlos Rodríguez Ibarra en una campaña electoral. Y lo digo, porque venía preguntándome yo en casa por el asunto y me decía: "No veo ni oigo a Juan Carlos en los actos de campaña". Al parecer y según nos cuentan en el Periódico Extremadura se ha prescindido de él en Extremadura, no así en otras zonas limítrofes como Ciudad Real.

Desconozco los motivos -e intuyo que haberlos haylos-para que pasen estas cosas. Me parece una pérdida enorme para el objetivo socialista en estas elecciones. La vieja guardia, al igual que la nueva y la del medio, son todas necesarias para arrimar el hombro en estas elecciones generales, donde los socialistas deben pelear con garras y uñas hasta el pitido final del día 18.

Mi aprecio, estima, consideración y especialmente mi admiración hacia Juan Carlos Rodríguez Ibarra -no de ahora sino desde hace muchos años- me impiden alcanzar a comprender esta ausencia. Para mi, no estaría mal volver a ver y oír a Juan Carlos junto a Guillermo Fernández Vara rompiendo cristales en alguno de los mitines y actos públicos que aún restan por celebrar en la región.

Al menos en mi caso sería bastante gratificante por lo que ambos significan para mi, pero también para la imagen de nuestro partido y nuestros votantes. Hagamos que suceda.

0 comentarios :