In memoriam Chelo Sánchez


Tengo que confesar que hoy era uno de esos días en los que a pesar de tener ganas de escribir, las energías estaban un poco flojitas, después de una intensa jornada en familia y en casa. A pesar de ello me he visto en la obligación de escribir siquiera unas palabras en honor a una persona a la que conocí hace algún tiempo en Cáceres, y que desgraciadamente -según he podido leer a última hora revisando la prensa regional- falleció en la jornada de ayer.

La conocí en su pequeña librería, cuando adquirí el libro de Juan Carlos Rodríguez Ibarra "Rompiendo Cristales". Allí, en la Calle Moret de Cáceres, vendía prensa, libros, revistas y artículos propios de este tipo de negocios. Regalaba sonrisas y conversaciones a todos los transeúntes que deambulaban frente a su pequeño establecimiento. Tuve la enorme satisfacción de que me agradeciese personalmente el haberla mencionado en una de mis columnas del Periódico Extremadura, siendo realmente el motivo y la musa que hizo posible aquel "Los Intangibles de Cáceres 2016" publicado el 18 de noviembre de 2008.

Consuelo Sánchez Fondón - "Chelo" para toda la gente que la conocía- tiene mi consideración y estima y sobre todo mi recuerdo entrañable, que se hará más intenso cada vez que pase por delante de esa tienda donde ella solía entablar conversación con toda la gente, sonreir, compartir y en definitiva ser feliz en su trabajo y de paso, también a quienes tuvimos la fortuna de toparnos con ella, aunque fuesen solo unos minutos.

¡Qué tu nueva vida te colme de bienes, de libros y de mucha paz!

1 comentarios :

Anónimo RESPONDER dijo...

Descanse en paz Chelo. Toda una institución en Cáceres. Tenía una forma especial de tratar a "los clientes", entremedias de con respeto y de tu a tu. Espero, deseo y solicito que una calle de Cáceres se le dedique, sería de justicia, "Calle Consuelo Sanchez Fondon, Chelo". Descanse en paz esta gran mujer.