Un engaño manifiesto

|

En política formar parte de la oposición es sinónimo de crítica permanente a las acciones de gobierno. Eso es lo normal y lo que cualquier canon al respecto establece. Ahora bien, hay quien se jacta de tener la varita mágica de la economía, de la sanidad, de la educación y de todo lo que se pone en tela de juicio, a raíz de las terribles consecuencias que la crisis económica empieza a tener a nivel global.

La milonga de que el Partido Popular acabará definitivamente con el paro y de que tiene esa pócima necesaria para volver a la normalidad y estabilidad económica es notable y se cae por su propio peso, tal y como hemos podido conocer a juzgar -entre otros documentos- por el análisis que el diario Público nos ofrece hoy, y que pone en evidencia esta nueva manipulación que se pretende ejercer sobre los/as ciudadanos/as, y que quiere hacernos creer que allá donde gobiernan todo va "viento en popa". Nada más lejos de la realidad, como es lógico y normal, en un escenario internacional de turbulencias donde todo resulta complejo y donde nadie se imaginaba un panorama similar. Las estadísticas y las cifras oficiales lo corroboran y lo evidencian.

Quedan pocos meses para las elecciones generales y está claro, que hay algunos elementos del estado de derecho que comienzan a tambalearse. Me refiero a la sanidad, a la educación o la prestación de servicios sociales. Si hay algo de lo que los socialistas podemos presumir es de defender ese estado de bienestar y de igualdad, lógicamente con sus matices y con sus no pocos problemas. El ejemplo que comienza ya a ser una realidad de partidos nacionalistas de corte conservadora y del principal partido de la oposición en algunas Comunidades Autónomas, me inquieta y me preocupa sobremanera. De ahí mi máximo interés en que se recupere el discurso más progresista del PSOE para poder seguir construyendo este estado que tanto nos ha costado levantar. Con nuevas fórmulas y nuevas herramientas, pero siempre con los principios de igualdad, solidaridad y justicia social, que tanta falta hacen en estos tiempos difíciles.

Confío en que así sea.

0 comentarios :