"Quien tenga oidos que oiga"

|

No alcanzo a comprender porque hay personas que confunden la amistad entre dos personas con otro tipo de relaciones interesadas y pueden llegar a afirmar que una de las personas, la que en teoría está por debajo en el escalafón social o de poder (al menos para la percepción de quien lo afirma) ejerce el "peloteo"o expresiones similares. Me parece excesivamente atrevido e incluso lesivo cuando ni conocen los motivos, ni siquiera el nexo de unión entre algunas personas y se limitan a guiarse por absurdas percepciones que caminan más bien con otras intenciones que ni siquiera alcanzo a comprender.

A estas alturas de mi vida, en lo personal, en lo profesional y en otras facetas en las que ando inmerso no necesito demostrar nada a nadie. Quien realmente me conoce (en profundidad y sin opinar de manera fugaz e infundada) sabe de qué pie cojeo, en qué sombra me cobijo y cómo me gano la vida, sin necesidad de sumergirme en adulaciones o complacencias pasajeras que siempre acaban sucumbiendo en el tiempo.

La envida suele ser muy dañina y asfixiante, convirtiéndose en un elemento distorsionador de la realidad hasta niveles insospechados. Como consejo para quien se obsesiona en definirme y descalificarme recurro al refranero español: "agua que no has de beber déjala correr".

A cada crítica la mejor respuesta son dos nuevas ideas creativas.

¿Qué opináis?

0 comentarios :