Turbulencias de la economía

|

No sé si todos los que tenemos alguna libreta de ahorro estamos sufriendo de la misma manera el incremento constante de gastos y comisiones, en un claro "ataque indiscriminado" de las entidades bancarias (las grandes ganadoras de esta crisis, especialmente algunos de sus directivos), o somos más bien aquellos que tenemos un saldo esporádico, que aparece a principio de mes y se esfuma como la espuma hacia mediados o finales. Es posible que los millones de ciudadanos/as que tienen una hipoteca y que de momento -aunque a duras penas- van pagando, en unos meses y dado el crecimiento exponencialmente ascendente que está tomando el EURIBOR, necesiten reformas en el ámbito de la dación en pago o medidas similares.

Si analizamos el dinero que de las arcas públicas se ha prestado a estas mismas entidades (algunas extinguidas o en vías de ello) , tal y como hace Ignacio Escolar en su blog, el dato es indignante.

Con las luces de emergencia encendidas en Europa y Estados Unidos, y con la reclamación -ayer mismo por parte de Barack Obama - de actuaciones urgentes y consensuadas de cara al asunto de la deuda y la suspensión de pagos del país, no podemos estar demasiado tranquilos, por aquello de la globalización de los mercados y del posible efecto dominó que este tipo de situaciones suele provocar y que de hecho provocan, como hemos podido comprobar en estos últimos años desde que se inició la crisis, precisamente en aquel país.

Mañana, las Comunidades Autónomas españolas, abordarán también este asunto, capital para el sostenimiento de una economía que se tambalea por momentos, y cuyas consecuencias nadie alcanza a atisbar, aunque imagino que serán, multiplicadas varias veces las mismas que hoy nos asfixian e incluso están provocando verdaderos dramas: el paro, la subida de tipo de interés, los recortes sociales, subida de impuestos...

Lo peor de todo es que los políticos, especialmente los partidos que suelen estar en la oposición siguen anteponiendo sus intereses partidistas y electoralistas, a los generales de los/as ciudadanos/as y de un país. Y así, poco o nada se puede avanzar.

0 comentarios :