Caída de bin Laden

He seguido de cerca el telediario de las tres de la tarde en la primera cadena de Televisión Española y me ha llamado muchísimo la atención la noticia del día, que es la muerte del mayor terrorista del mundo Osama bin Laden, o al menos eso es lo que contaba la periodista y lo que parece ser había sucedido tal y como también afirmaba el autor de la magnífica hazaña, el Presidente de los Estados Unidos, Barack Obama.

Soy partidario de que se persiga a los asesinos, se les juzgue y se les mande a la cárcel o se proceda según se regula en las normas internacionales, pero no alcanzo a comprender como -independientemente de que en momentos de calentura todos hayamos deseado la muerte para quienes asesinan de manera cobarde- es posible que todo un Nobel de la paz, se jacte ante el mundo de haber matado a un terrorista y además la mayoría de los líderes mundiales aplaudan este gesto.

En mi opinión, no se tenía que haber utilizado esto como se ha hecho , ni haberle dado tanta publicidad a este asunto, que no va a suponer sino más terror, odio y una serie de situaciones, que lejos de alcanzar esa paz entre los pueblos que todos deseamos, va a seguir alimentando y justificando más muertes inocentes.

Siento discrepar con una buena mayoría, pero alguien que defiende los valores democráticos debe predicar con el ejemplo. Obama con este hecho, seguramente sin quererlo y con otras intenciones más electoralistas o de popularidad en su país, iguala a cualquiera de los terroristas o instigadores de estos, que campan por el mundo.

0 comentarios :