Al loro

Hoy he mantenido mi segundo encuentro con escolares del Colegio Público Reyes Católicos sobre el uso responsable de Internet, las redes sociales y el teléfono móvil. A raíz de este taller (dentro del programa Internet en familia que la Fundación Cibervoluntarios coordina en toda España) que hemos mantenido en el aula de informática del colegio con un grupo de chicos y chicas de 6º curso de Primaria (11-12 años) , he vuelto a sorprenderme -con cierta preocupación- del alto porcentaje de usuarios de móviles de última generación, de usuarios de facebook y de tuenti (Curiosamente existen unas políticas sobre la edad mínima de uso que no se cumplen) y de la falta de prevención que existe a la hora de admitir a desconocidos como amigos. Además, en buena medida la encuesta realizada en directo, con el profesor José Luis Torrejón como testigo, me indicaba que en la mayoría de los casos los progenitores no sabían o desconocían su actividad en este tipo de plataformas de comunicación social y evidentemente caldo de cultivo para la denominada ciberdelincuencia. Esto segundo lo podemos corroborar por el poco interés que en general despiertan las charlas y talleres que venimos organizando entre los padres y madres, que -en mi opinión- somos fundamentales en la educación de nuestros hijos y sobre todo, responsables de su tutela ante algunos riesgos a los que están expuestos.

Es algo que suelo repetir de cuando en cuando: los menores que utilizan las redes sociales, internet y el teléfono móvil sin cierta vigilancia de los padres o sin la formación adecuada pueden ser víctimas de un buen número de delitos, algunos de los cuales acaban ocasionando problemas muy serios. Por tanto, como decíamos en nuestros tiempos de adolescencia, "al loro" con este asunto porque no es como para ignorarlo en modo alguno.

0 comentarios :