Redes sociales, ¿Para todos/as?

Cualquier usuario/a de las nuevas tecnologías y de Internet sabe del potencial de su uso y de los indiscutibles beneficios que ello puede reportar, no sólo a las personas, sino también a las empresas, entidades de todo tipo e incluso a los gobiernos. A pesar de que el avance de estas herramientas se produce a una velocidad de vértigo aún siguen existiendo algunos escollos sobre los que todos deberíamos reflexionar:

Si uno de los objetivos sociales y humanitarios -también un derecho constitucional- que todos/as reivindicamos es el de la igualdad, en su sentido pleno y amplio, no caben excepciones en el uso y disfrute de las nuevas tecnologías. En este sentido poco o nada se ha avanzado en ponerlas a disposición de todas las personas por igual, sin excepción. Me refiero fundamentalmente al daño que se le sigue haciendo al colectivo de la discapacidad o al de la tercera edad a los que casi siempre se les ignora. Ningún erudito de este tipo de plataformas de comunicación y conocimiento, a las que llamamos redes sociales, es consciente -y a los datos hemos de referirnos con un 40% de españoles afectados- del daño que le hacemos, pero seguramente tampoco hayan pensado que quienes hoy somos capacitados, mañana podemos no serlo.

Según revela un informe de la Fundación Once las redes sociales tienen un nivel de accesibilidad “bajo”, siendo la mejor valorada LinkedIn y una de las peores tuenti. Esto revela, según fuentes oficiales de la Once que las redes sociales “tienen reservado el derecho de admisión”, ya que casi un 40% de la población -16 millones entre personas con discapacidad y usuarios con dificultades-, no pueden desenvolverse con normalidad. “En la era digital, la accesibilidad es un criterio de calidad y un derecho que hay que proteger. Es además una ventaja competitiva”, ha recalcado.

Descárgate este estudio y comprueba como esto es así.



0 comentarios :