Día del Padre

Padre, orgulloso, feliz, responsable y sobre todo comprometido. Son algunas sensaciones para este día especial en el que se nos otorga cierto protagonismo a aquellos que hemos decidido contribuir a sostener la especie con nuestra paternidad, y que compartimos junto a la madre el maravilloso, imprevisible y sobre todo, complejo mundo de la familia, ya no necesariamente vinculado a la procreación, sino a la responsabilidad de formar a personas para el futuro y de conformar una unidad de convivencia, respeto y amor, siempre entrañable.

Dos hijos y una mujer maravillosa justifican de sobra esta tarea, nada fácil de la que uno se sigue nutriendo y de la que aprende a base de tropezar muchas veces y seguir levantándose. Gracias a ellos, esto sigue siendo posible.


0 comentarios :