Ahora le toca al Vice

|


Hay quien se empeña -a toda costa- en desacreditar a uno de los políticos mejor valorados por los españoles que no es otro que el socialista Alfredo Pérez Rubalcaba. Como se suele decir "Se cree el ladrón que todo el mundo es de su condición" o algo similar. Pues eso es lo que parece porque claro, como la lucha antiterrorista va bien o al menos "mejor que nunca" y Sortu no parece tenerlo fácil para inscribirse como partido político, no quedan argumentos consistentes para frenar el ascenso de popularidad que parece estar experimentando el Vicepresidente. Es por ello que hemos vuelto a escuchar en el Congreso las voces inquisidoras que pretenden vincularlo de nuevo a la banda terrorista.

Ante la posibilidad - con algunas evidencias - de que Zapatero se vaya, independientemente del momento en que lo anuncie, todos sabemos del enorme potencial que tiene Alfredo para poder revalidar el triunfo electoral en 2012. No lo digo yo, lo dicen las encuestas y también algunos compañeros barones como Guillermo Fernández o Barreda, entre otros. En fin, que ante esta alternativa con tanto caché y ante la falta de argumentos políticos para afrontar la situación por la que atraviesa en país, el principal partido de la oposición decide volver a la estrategia del acoso y derribo con el caso Faisán, arremetiendo contra su persona, y volviendo a resucitar el espíritu de la confrontación y de la crispación que vivimos a finales de la legislatura anterior. En mi opinión un error monumental que denota improvisación y falta de estabilidad política.

0 comentarios :