Vuelta a un escenario

Ayer volví a disfrutar de la música. Primero con los compañeros y compañeras del Grupo de Zarzuela de Guadalupe y después en solitario. En este caso, junto a mi guitarra volví a vivir una de esas interpretaciones especiales, posiblemente no la más virtuosa en lo musical pero si calurosa en cuanto a la acogida que al menos desde arriba en el escenario (Bar de Copas Casamalia de Guadalupe) sentí cuando mis paisanos, de todas las edades, apludieron mis canciones e incluso llegaron a hacerme unos coros maravillosos en canciones como "Pongamos que hablo de Madrid" o "El abuelo".

Hacía mucho tiempo que no actuaba en solitario cantando mis canciones y versionando otras como "Y nada más" y "Te doy una canción" de Silvio Rodríguez y "Aquellas pequeñas cosas" de Serrat. Me emocioné cuando dediqué esta última a Pedro Antonio Blanco Aldeano (fallecido hace 6 meses) , uno de mis más fieles seguidores en la época en la que me me recorría discotecas, bares, pueblos... y que organizó una magnífica velada en la discoteca Santa María de Brozas que jamás olvidaré, compartiendo cartel con algunos cantautores. El aplauso del público (muchos conocidos suyos) respondió -una vez más- al cariño que le tenía la gente en Guadalupe.

Una jornada solidaria en Guadalupe muy bien organizada y con una muy buena entrada, que espero tenga continuidad con otros proyectos similares y que permita seguir contribuyendo a construir un mundo más justo y equilibrado.

Felicidades a todos/as los/as que lo hicieron, o lo hicimos posible.

4 comentarios :

Anónimo RESPONDER dijo...

Enhorabuena Felipe por tu actuación. Nos recordastes buenos tiempos y disfrutamos contigo.

Lástima que el sonido y la falta de respeto de algunas personas no estuvieron la altura.

Felipe Sánchez dijo...

Anónimo todo es mejorable y para eso se organiza una primera edición de todo, para aprender, mejorar y perfeccionarse.

Lo importante es colaborar y participar, aunque tomamos nota de ello.

Rafa RESPONDER dijo...

Todos estuvistéis fenomenal, cada cual a su nivel y en función de su especialización.

Una vez más Guadalupe respondió a la llamada de solidaridad.

Yo también tengo la sensación de que hay mucho que mejorar. Me molestó bastante la falta de respeto hacia una de las figuras del flamenco en Extremadura, Eugenio Cantero.

Hay que ponerse las pilas en estas cosas.

Felipe Sánchez dijo...

Gracias Rafa por tus aportaciones.