Nacionalismo popular

|

Como ahora el principal partido de la oposición en España está pleno de optimismo y de euforia, marcados por los buenos resultados de las encuestas (aquellas que también le daban la victoria en las generales de 2004 y finalmente lograron lo contrario) ha encontrando en el momento actual una nueva oportunidad para poner sobre la mesa viejas reivindicaciones. Obviamente ya no pueden con el tema del terrorismo y de ETA, pues todos más o menos intuimos que es un asunto menor (sin que ello signifique bajar la guardia) por el desarrollo de los acontecimientos. Ahora han vuelto a dar rienda suelta al discurso de poner en tela de juicio el estado autonómico, posiblemente conscientes de la subida de las opciones de poder en los partidos nacionalistas y quién sabe si pensando ya en alianzas futuras con este tipo de formaciones, que pueden verse beneficiadas en el momento actual, siguiendo un poco los pasos de CIU en las elecciones catalanas.

En cualquier caso, el Partido Popular sigue haciendo gala de su falta de coherencia política y de su falta de lealtad al estado, en función de intereses electoralistas y del momento que les toca vivir. El famoso eslogan "España se rompe" acuñado por quien fuera Presidente del Gobierno, José María Aznar, ahora ha sido sustituido por otras afirmaciones -en mi opinión tremendamente injustas e injustificadas- que hablan de la inviabilidad del sistema y de lo insostenible del mismo. Vamos, que sobran las autonomías (especialmente las más jóvenes y débiles) y que tiene que estar todo centralizado y controlado desde Madrid. Obviamente esto ha hecho estallar de nuevo un debate, que comienza a ser alimentado por los nacionalistas y a buscar en Extremadura, la diana de muchos disparos.

Si hay algo que nos ha ayudado a regiones como Extremadura a evolucionar y alcanzar niveles de bienestar, igualdad y prosperidad similar a otras comunidades, ha sido precisamente el formar parte de este estado autonómico.Obviamente todo es mejorable, y en ello se debe trabajar en cuanto la situación lo permita. En mi opinión por ese camino va bastante mal orientada la política de quien pretenden gobernar una región o un país.

0 comentarios :