Nace la ciberguerra

Ni guerra fría, ni guerra atómica, ni nada que se le parezca. Ahora ya se empieza a hablar de ciberguerra, un nuevo concepto que ha comenzado a utilizarse a raiz del fenómeno Wikileabs y que trae de cabeza a algunas grandes empresas como Master Card y Visa, así como a un buen número de gobiernos del mundo que están asistiendo a una operación de puesta al descubierto de secretos de estado que está consiguiendo sacar los colores y algo más, a un buen número de políticos.

El poder de la red es inmenso, el cual unido a la globalización y a la necesaria informatización de algunos procesos hace que cualquier agujero, cualquier descuido de seguridad, e incluso con herméticos blindajes sea letal. Todo indica que acaso estemos asistiendo a una revolución ciudadana y social que se apoya en nuevos líderes y nuevos canales de comunicación que tienen un ingente impacto a gran escala.

Estoy a favor de la más absoluta libertad en la red, incluso sin demasiados conocimientos del caso del australiano Assange, más allá de lo que todos estamos leyendo estos días. Una cosa parece ser cierta y es que, algo de razón tiene cuando a puesto en jaque a tanta gente y cuando ha logrado movilizar a un buen número de personas. Ahora bien, no sé hasta que punto este revuelo beneficia a la blogosfera y a quienes utilizamos con cierta asiduidad este medio para expresar nuestras opiniones y verter nuestras críticas ante aspectos sociales y políticos con los que a veces no estamos de acuerdo.

Mucho me temo, que estamos asistiendo a un nuevo escenario o quizás revolución, cuyo desenlace no alcanzamos a vislumbrar, aunque todo parece indicar que no será muy favorable para el modo de deambular por la red al que estamos acostumbrados y donde no existen cotos, que probablemente comiencen a establecerse en un futuro inmediato.

0 comentarios :