Agricultores y ecologistas

Esta tarde lo comentaba en casa con una persona entusiasta y amante de la producción ecológica que ha decidido probar fortuna en esta maravillosa tierra en la que tengo el privilegio de vivir . En la comarca de Las Villuercas está comenzando a existir un interesante movimiento de personas que están impulsando esta práctica agraria, basada en lo tradicional y en la no utilización de pesticidas de origen químico en esta actividad estrechamente ligada a un territorio como el nuestro. No sé si será porque mi padre es de Navezuelas (un municipio tradicionalmente hortícola) y porque lo he mamado desde pequeño, pero creo que no nos podemos permitir el lujo de perder cierto saberes y sabores ligados a la agricultura, que parecen estar sometidos a falsas tendencias consumistas y productivistas, que sabemos que conducen a una muerte segura, máxime en los tiempos que corren, en los que unos cuantos dominan los mercados a su antojo importándoles un bledo, todo aquello que no sea dinero fácil.

En una comarca como Las Villuercas, donde no existen grandes posibilidades agrarias al ser una zona de montaña, donde existe un minifundio importante y donde el paisaje y el entorno representan uno de los valores de futuro más preciados, se debe tener en consideración algunos elementos como es la producción ecológica y para ello tenemos que esforzarnos en reorientar hacia lo tradicional todo aquello que un buen día cambió el rumbo por una inercia de consumo y posiblemente de subsidio. Me refiero a transformar la concepción de producir mucho, de mala calidad, de manera rápida y poco saludable, por esmerarnos en producir lo necesario, con máxima calidad y por supuesto con todas las garantías sanitarias y de salud no solo para quien consume, sino sobre todo por respeto a esta maravillosa tierra y a los ecosistemas que siguen conformando el mayor potencial de este territorio.

La producción ecológica no sólo es posible en Villuercas , sino que es -intuyo- la única alternativa con futuro. Entre todos/as (técnicos/as, agricultores/as y ciudadanos/as en general) hemos de aportar nuestro granito de arena para que así sea, y aún estamos a tiempo de volver a ser lo que un día fuimos: agricultores y ecologistas.

0 comentarios :