Comienzo del curso escolar

Hoy ha comenzado el curso escolar en Extremadura y eso, suele representar todo un acontecimiento para los que tenemos la responsabilidad de tener hijos a nuestro cargo con edad para ir al cole. Como no podría ser de otra forma desde ayer por la noche en casa no se habla de otra cosa y es que, nuestro hijo mayor , comenzaba una nueva etapa (Primaria) lo cual suponía para él algunas dudas, las cuales se han despejado en cuanto ha tenido la oportunidad de explorar sobre el terreno la nueva clase, la nueva profesora y especialmente, comprobar que los colegas que dejó atrás en junio, seguían siendo los mismos, incluso algunos algo cambiados físicamente, al igual que él.

Para los padres (quienes lo sois lo sabéis bien ) llega el momento de la cuesta de septiembre: libros, material escolar, nuevas equipaciones y vestuario... Todo un clásico, con algunas diferencias con respecto a tiempos pretéritos, que no tenían que ser ni mejores ni peores, pero sí muy distintos en cuanto a inversiones en este tipo de activos. Recuerdo siempre la herencia de muchos libros de mis hermanas, el intercambio que se hacía entre las familias. Especialmente me viene a la memoria aquella cartera de material, de color marrón, que se abrochaba con un brochecito dorado y que me duró bastante tiempo. Cómo no recordar aquella foto oficial para nuevos/as alumnos/as -aún conservo una copia de la original que custodian cuidadosamente mis padres-  con la pizarra tapada con una especie de sábana estampada, delante de la cual nos sentaban en una mesa, agarrando uno de aquellos lápices con animales y una cartilla de las de entonces.

Ni existía tanta calidad en el material, ni tampoco entendíamos de muchas marcas comerciales. Ahora existe un amplio abanico de recursos que prácticamente existe un tipo de lápiz, de cera, de pegamento, o de papel, para cada actividad concreta. Y de libros mejor ni hablar,no vaya a ser que se enfaden las editoriales que nunca ganan lo suficiente.

Afortunadamente, mi hijo y yo, independientemente de los tiempos que nos tocó vivir, hemos tenido esa oportunidad de aprender, a la que nunca accedieron por diversos motivos algunos/as de nuestros/as familiares, y eso no deja de ser un privilegio que nos sitúan en una clara ventaja frente a otros lugares. El resto, son meras comparaciones, y ya sabéis lo que se suele decir con respecto a estas.

0 comentarios :