Mi primera batuta

|

A veces los gestos sencillos de gente humilde suelen llegarnos y emocionarnos. Esto ha sido lo que me ha sucedido con la recepción de un original regalo que me han hecho estos días y que si bien, es posible que no lo utilice en el corto plazo, quién sabe si algún día tendré la ocasión de marcar el compás con él. Me refiero a una auténtica batuta de madera de haya, realizada exclusivamente para mí por Francisco Encinas Gamino, compañero de la Banda de Música y carpintero del Real Monasterio de Santa María de Guadalupe, que ha contribuido de este original modo a mis nuevas inquietudes musicales surgidas por la necesidad de coger las riendas por unos días de la Coral Santa María de Guadalupe.

No tengo palabras para expresar la grandeza de este pequeño detalle, y el que tuvo hace algún tiempo con mi hijo haciendo lo propio con otro bastoncito , el cual guarda con cariño y saca de cuando en cuando para imaginarse director de la banda, imitando al maestro Cesáreo Plaza, cuyos movimientos observa detenidamente cuando me acompaña a los ensayos de esta agrupación.

Mi primera batuta es sin duda un entrañable regalo que nunca olvidaré y el cual guardaré con el celo que este tipo de gestos merece. Gracias Paco por este detalle.

0 comentarios :