Sakineh aún nos necesita


La justicia iraní no ha suspendido la lapidación de Sakineh Mohammadi, acusada de adulterio. Lo dijo ayer el ministro de exteriores de Irán, de visita oficial en Madrid, en contra de lo que anunció la Embajada de su país en Londres sólo unos días antes.

Si no lo impedimos, Sakineh será apedreada hasta morir por gente de su propia comunidad. La ejecución podría tener lugar en cualquier momento, a menos que ella y su abogado sean oficialmente notificados de lo contrario.

Desde Amnistía Internacional ya se han entregado casi 100.000 firmas en la Embajada de Irán en Madrid contra la ejecución de Sakineh, pero necesitan muchas más para salvarle la vida.

Por eso, si todavía no has firmado nuestra petición, firma ahora. Y si ya has firmado, comparte esta información con todos tus contactos para que también ayuden a impedir la ejecución. No sería la primera vez que, gracias a la presión internacional, se consigue parar las piedras.

0 comentarios :