La Jara cacereña existe

|

A pesar de que Extremadura ha experimentado un cambio espectacular en los últimos 30 años, aún siguen existiendo zonas que padecen algunos desequilibrios. Una de ellas, es sin duda la Jara cacereña, integrada en la comarca para la que trabajo y especialmente sensible a muchas cosas (desempleo, despoblamiento, aislamiento, etc...)que la hacen padecer muchas patologías, entre ellas la del aislamiento y en cierto modo el olvido, y también el conformismo y apatía de sus moradores.

No debemos permitir para una región como la nuestra que haya demasiados constrastes Si tradicionalmente las Hurdes han abanderado el subdesarrollo en Extremadura, estoy convencido -y podría aportar algunos datos- que la Jara es ahora una de las más castigadas y con cifras más desfavorables en datos demográficos, económicos y de similar índole. Hay que encontrar el equilibrio y sobre todo hay que ser solidario con quien más lo necesita. A veces la cooperación al desarrollo debería hacerse de fronteras para adentro, con quienes tenemos más cerca.

0 comentarios :