Cambios estratégicos

|

Las últimas medidas económicas aprobadas por el gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero comienzan a hacer mella en el mismo, como era lógico y previsible. Ante el nuevo escenario que se avecina - especialmente turbulento- no cabe otra opción que darle un giro al Ejecutivo, tal y como ya comienzan a apuntar altos mandatarios socialistas como el Presidente de Extremadura, Guillermo Fernández Vara. Zapatero lo sabe y estoy convencido de que ya trabaja en ello. Sinceramente y con el cariz que está tomando el asunto, es comprensible y plausible, proceder ahora a cambiar el gobierno con perfiles de relevancia, algunos de cuyos nombres ya se han apuntado en algunos medios. Esta acción le otorgaría un alto grado de confianza internacional y eso contribuiría en buena parte a mejorar la imagen de nuestro país. Posiblemente tengamos que esperar a que concluya la Presidencia de la UE, pero es una necesidad, que muchos ciudadanos/as, socialistas y no socialistas, esperan.

Si a esta pérdida de credibilidad internacional, se le unen las encuestas y sondeos nacionales, que comienzan a poner en evidencia al gobierno socialista, parece que esta opción comienza a tomar fuerza. Confío plenamente en la capacidad de José Luis Rodríguez Zapatero y apelo a su sentido común para que de modo inmediato, con el mismo coraje con el que inició esta última etapa anticrisis, dé un giro a su gobierno y recupere el espacio de confianza que tan necesario resulta. Si no lo hace, en los términos en los que se refiere Fernández Vara, o en otra dimensión similar, es en el seno del propio PSOE donde comenzará a escuchar muchas voces discordantes, como sucediese hace algunos días con el ex presidente extremeño, Juan Carlos Rodríguez Ibarra, y muchos más barones. En mi opinión rectificar es de sabios y no pasa nada, es una buena opción antes de tener que adoptar otros caminos más caóticos como el adelanto de elecciones, que no harían sino potenciar el grado de desconfianza en un país donde tenemos muchas oportunidades y opciones para salir adelante. O incluso gobernar en coalición con otras fuerzas, tal y como propone Carlos Carnicero en su columna de El Plural.

La ciudadanía quiere gestos contundentes en momentos tan complejos, y sobre todo quiere a personas consolidadas y contrastadas en primera línea de fuego. En el PSOE hay gente muy válida, no importa que sean de esta o aquella generación, de esta o aquella corriente. Lo importante es remar todos en la misma dirección y seguir confiando en nuestras potencialidades como país, que son muchas.



0 comentarios :