Campaña electoral en red

No cabe duda que la crisis económica está cambiando muchas cosas en la política, tanto que llama poderosamente la atención que los dos principales partidos de este país se pongan de acuerdo en reducir los costes electorales en un 15% y que eso se vaya a trasladar a la tan polémica Ley electoral.

Se abre por tanto una nueva etapa, donde las nuevas tecnologías y el voluntariado tendrán un gran protagonismo en los resultados electorales. Si la legislatura anterior fue el punto de inflexión para comenzar a utilizar la red e Internet para llegar al electorado, parece lógico pensar que ahora, conociendo sus efectos beneficiosos (Caso Obama) y acordada esta reducción, tenga que ser precisamente en el mundo virtual -donde estamos metidos en mayor o menor medida todos/as los/as ciudadanos/as- donde se decida una buena parte del electorado, acostumbrada a no asitir a mitines, a actos públicos, ni siquiera a tener al alcance de la mano documentos, estrategias, programas, etc... de las formaciones políticas.

Como se suele decir "no hay mal que por bien no venga", y si este recorte en presupuesto electoral sirve para movilizar a las bases de los partidos, a darles mayor participación y a darles en cierto modo el protagonismo que siempre han demandado, estaremos avanzando mucho, porque se ahorrarán recursos, de implicará a la militancia y se logrará conformar una estrategia de campaña compartida y por tanto mucho más fuerte. Evidentemente, eso requerirá de algún esfuerzo en la coordinación y en la ejecución.

Me consta que en el PSOE nacional y también en el regional, llevan meses trabajando esto, e incluso ya se organizan interesantes encuentros virtuales, sectoriales virtuales, etc... Sucede que en muchos casos en este tipo de eventos siempre asisten los/as mismos/as. Algo parecido a lo que acontece con los mítines al uso tradicional y actos públicos de los partidos. Se necesita por tanto integrar esta excelente herramienta tecnológica con componentes de motivación y sensibilización, para que cada cual, desde su casa pueda aportar y pueda movilizar a su entorno, en favor de aquello que considere como mejor opción (cibervoluntarismo). Con Obama sucedió algo parecido y hoy es Presidente del país más poderoso del mundo. Algo inexplicable entonces, pero con mucho potencial en el presente.

Por tanto, la batalla electoral del futuro inmediato (Autonómicas y locales) se va a producir en la red, lo que de algún modo también nos indica la dependencia cada vez mayor de ella y la cada vez mayor presencia de plataformas de e-gobierno, o gobierno abierto, que permitirán que gobernantes y gobernados conformen equipos que sincronizados permitirán un mayor nivel de transparencia y de democracia, si cabe, en los gobiernos.

0 comentarios :