La participación y gobernanza en el desarrollo rural

Paisaje rural de Las Villuercas. Foto: Felipe Sánchez

La mayoría de las Comunidades Autónomas de este país siguen sin tener claro - o al menos no han dado pasos hacia delante en ello- cómo aplicar la Ley 45/2007 de Desarrollo Sostenible en el Medio Rural, precepto que como sabemos aprobó el gobierno socialista de Zapatero a finales de la Legislatura pasada y que en su conjunto supone una nueva manera de enfocar el desarrollo rural sostenible y además una herramienta de participación sin antecedentes, que permitiría "al menos en su concepción" equilibrar los territorios rurales y urbanos, en cuanto a infraestructuras y servicios y otras oportunidades, actualmente desequilibradas como pueden ser el acceso a la formación, a las tecnologías de la comunicación, la cultura, etc...

El término gobernanza, muy extendido hoy día en diversos ámbitos de la política y de la gestión pública, es la clave -en mi opinión- que puede hacer que el proceso que la Ley establece tenga mayor o menor éxito, pues se trata de generar cauces de compromisos y de consenso en torno a las acciones que vayan a desarrollarse en un territorio concreto. Es decir, que la sociedad civil se pronuncie en todo aquello que le afecte, y que forme parte de una estrategia global y territorial de progreso y desarrollo socioeconómico. Esta ley por tanto se apoya, además de en un componente político, en una base social, que establece canales de comunicación y de relación estrechamente ligados, profundizando o posiblemente reforzando los mecanismos de participación "ascendente" que los Grupos de Acción Local llevan ejerciendo en España durante más de 20 años.

Afortunadamente en Extremadura vamos un poco por delante, y ello no debe sino estimular aún más la puesta en marcha de esta ley, la activación de lo canales de gobernanza que ya han sido regulados mediante el Decreto 115/2010, y por supuesto, pasar a la acción, entendiéndose por acción dar comienzo al diálogo y a la participación para comenzar a implementar las diferentes medidas que están contenidas en el documento y que al menos sobre el papel, suponen una oportunidad y un importante impulso para la sostenibilidad y equilibrio entre lo rural y lo urbano, especialmente en comarcas como Las Villuercas, o regiones como Extremadura, donde el medio rural es mayoritario.

0 comentarios :