Perspectivas de cambio

|

Alguna de las cosas que más me incomodan e incluso llegan a molestarme parece que van cambiar en el próximo año 2010: una de ellas, la publicidad en la Televisión Pública que parece estar a punto de extinguirse en la forma en que actualmente nos invade;la otra, que el olor a tabaco de muchos establecimientos públicos y esa contaminación pasiva que todos hemos sufrido alguna vez puede reducirse en buena medida.

En el primer caso, se van a evitar en buena parte los enfrentamientos entre miembros de la familia por el dichoso mando, además de fidelizar a los espectadores si se programa con cierto gusto. En el segundo, se puede evitar la inhalación de humos a no fumadores, especialmente a los más pequeños que en muchos casos son los más perjudicados. Me surge la duda obvia de cómo mantener el ente público de manera viable sin esos ingresos publicitarios en el primer caso, y en el segundo si se va a cumplir con contundencia o al final pasará como con la anterior ley, que prácticamente nadie la cumple.

Si ambas cosas se llevan a cabo tal y como muchas personas deseamos, estaríamos dando pasos de gigantes en la construcción de la sociedad del siglo XXI, sobre todo en lo que a la lucha contra el tabaquismo se refiere.

0 comentarios :