La reforma del estatuto extremeño a debate

Tengo que confesar que soy de esas personas que es capaz de pegarse al televisor cuando se emiten algunos debates en el Parlamento que tienen que ver con el interés general, aunque nunca con la misma intensidad y grado de fidelidad con el que he experimentado hoy con motivo de la toma en consideración de la Reforma del Estatuto de Autonomía de Extremadura.

Ha sido muy emocionante -creedme- escuchar algunas intervenciones como la del alcalde de Don Benito, Mariano Gallego, cuando agradecía a los ponentes y a la Asamblea de Extremadura algunas consideraciones presentes en el texto, entre ellas el hecho de incluir en el mismo al Real Monasterio de Guadalupe como referente cultural y espiritual de la región de Extremadura. Sin duda un día histórico para la democracia en esta tierra en la que me siento bien y a la que me honra pertenecer.

Obviamente estamos hablando de un trámite parlamentario y de un escenario en el que están representadas un buen número de fuerzas políticas, algunas sin ninguna relación con esta tierra y por tanto, aparentemente sin intereses -ni partidarios ni detractores- en el asunto. Al final algunos extremeños/as en la tribuna de oradores (Guillermo Fernández Vara, Ignacio Sánchez Amor, Monago, María Antonia Trujillo y Mariano Gallego) y el comienzo de un trámite que se presume relativamente corto, aunque parece lógico pensar que lo más difícil se ha hecho ya, y es la elaboración del texto con el consenso de todo el arco parlamentario extremeño.

Lástima que UPyD e Izquierda Unida no lo hayan aprobado. Espero que los extremeños/as que tenían intenciones de apoyarlos lo tengan en cuenta. De Izquierda Unida hasta lo puedo entender, pero de UPyD no.

Espero que pronto este texto sea una realidad y podamos disfrutar de nuestro nuevo estatuto.

0 comentarios :