El retorno de la corrupción

|

Espero que los ciudadanos con cierto seso tomen cumplida cuenta de los duros acontecimientos que esta semana está viviendo la clase política, concretamente los que están sacudiendo de lleno a importantes cargos del PP -18 según dicen los medios de comunicación- que hasta hace prácticamente dos días seguían siendo amparados bajo el silencio de quien ejerce de líder en su partido. Resulta muy triste para quienes pensamos que la política es una labor social y de esfuerzo por la sociedad en la que uno vive, que de cuando en cuando y por casos de corrupción como el Gürtel, toda la clase política o al menos con carácter más o menos generalizado esté en el punto de mira de los ciudadanos y al menos, comiencen a surgir ciertas dudas y reticencias hacia su verdadera vocación y sus intenciones.

No es un tema que toque por primera vez en este blog. Ya he hablado antes de ello y mucho me temo que tendremos que seguir haciéndolo. Al igual que dije con anterioridad, lo más bochornoso de esto no es que se comiencen a descubrir tramas y verdaderas mafias al amparo de la política, sino más bien la pasividad con que determinadas personas y determinados "líderes" gestionan en sus filas este tipo de delitos. Hasta hace poco, todo parecía estar orquestado contra el gobierno de Zapatero y su ministro de interior: la señora de Cospedal se empeñaba en ver espías y escuchas ilegales que nunca ha llegado a denunciar, obviamente por falta de pruebas. Algo habrían de saber que pretendían desviar la atención de la opinión pública a toda costa.

Corrupción la hay, la ha habido y la habrá. En el PP, en el PSOE y en otras formaciones. Pero es intolerable que un partido político que aspira a gobernar un país y además -según las encuestas- tiene posibilidades de ello- se haya mantenido al margen de las continuas imputaciones. Mucho me temo que lo peor está por llegar. Y esto es simplemente un presagio, que las pruebas ya las irán recabando los jueces, si no se plantan en huelga indefinida , que todo pudiera según está el patio.

0 comentarios :