Acciones rurales contra el cambio climático

Desde hace algunos días lleva colgado en la columna de la derecha un banner que representa el cambio climático en la tierra y que tiene que ver con lo que hoy, 15 de octubre de 2009, millones de bloggers de todo el mundo celebramos el Blog Action Day. Se trata de un evento anual que une a los bloggers del mundo para que hablen sobre el mismo problema en el mismo día en sus blogs con el objetivo de provocar discusión sobre un tema de importancia global. Blog Action Day 2009 será el evento de cambio social más grande que se haya hecho hasta ahora en web. Un sólo día, un sólo tema. Miles de voces.

El tema elegido este año es el cambio climático y por tanto, cada uno de los blogs que participan en esta manifestación social, debemos de escribir sobre este asunto desde un punto de vista que tenga que ver con la especialidad de nuestro espacio. Como quiera que este espacio viene a ser una miscelánea de temas y asuntos, me voy a centrar en el medio rural y en cómo está afectando o puede afectar esto en este espacio tan vulnerable.

Todos los que vivimos en un pueblo y nos han salido los dientes en el campo, -pues prácticamente era nuestro espacio de juego y diversión-somos conscientes de un cambio radical que se viene produciendo en nuestro entorno y que afecta a comportamientos de especies de fauna y flora, en transformaciones de cursos de agua y manantiales y en un buen número de metamorfosis que el paisaje y quienes lo ocupan están experimentando.

Quién no se suma a esa frase que solemos decir de "ya no hay entretiempo, se pasa directamente del invierno al verano" y quien no ha escuchado a los mayores de la comunidad hablar de la extinción de especies -antes abundantes- o el comportamiento extraño - al menos con respecto a lo que antes era normal- de algunas de ellas. Algo está cambiando, y nosotros somos conscientes de ello.

Científicamente y aunque en esto, tampoco se ponen de acuerdo, parece que el agujero de la atmósfera provocado por las excesivas emisiones de CO2 está provocando todo este tipo de efectos que suelen ser palpables en las zonas rurales.

La pregunta obvia que ahora cabe hacerse es ¿Podemos hacer algo desde un pueblo, desde una aldea o desde los espacios rurales? Yo creo que no solo podemos sino que debemos cambiar el chip y comenzar a pensar de modo local, para que las acciones que realicemos afecten de manera global.

Se me ocurren algunas:

- Ahorro de energía mediante cualquiera de las fórmulas reconocidas.
- Adquirir productos de limpieza y de higiene personal biodegradables y sin productos contaminantes.
- Coger el coche el coche de San Fernando (unos ratos a pie y otros andando) más de lo habitual.

Y sobre todo tomarse en serio esto del cambio climático e intentar poner cada uno de su parte, y no tener la idea equivocada de que como en el medio rural todo es naturaleza y es paisaje, estamos libres de pecado.

0 comentarios :