Los puntos de la fortuna

Ayer -según parece- fui premiado por el Estado con dos puntos extras para mi carné de conducir, a la par que otros 491.954 extremeños y extremeñas,y un buen número de ciudadanos españoles, que lejos de la excelencia al volante -quien más y quien menos cometemos infracciones en alguna ocasión- podemos incluirnos en esa lista amplia de ciudadanos que no han sido pillados en alguna de ellas y por tanto afortunados en cierto modo. Aún no he comprobado si realmente me han regalado los puntos, algo que como sabéis se hace desde un espacio web habilitado por la DGT, pero me fío de la palabra del Gobierno.

Yo siempre pensé, desde que se pusiese en práctica hace tres años eso del carné por puntos, que alguna medida de incentivo tenía que ponerse en marcha, para alentar y animar las buenas prácticas al volante, de la misma manera que se castiga a las infracciones. Realmente la medida no es mala, pero si cada tres años te otorgan dos puntos, al final todo se convierte en rutina y en una medida cuya eficacia no alcanzo a entender. No sé si será descabellado o no, incluso ya le escuché a Fernández Vara en un mitin en Castañar de Ibor algo similar que a lo mejor resulta más adecuado y que consistiría en premiar a los buenos conductores, incluso antes de que lleguen a serlo. Para ello se plantearía ayudar a la obtención del carné de conducir, de modo que si una vez obtenido pasa un tiempo determinado (4, 5 ó 6 años) sin que quien ha sido beneficiado de la medida cometa infracción y sea detectada, no tenga que devolver esa cantidad recibida con anterioridad. Si así no resulta, y se cometen infracciones, se deberá devolver el dinero otorgado en concepto de subvención.

En cualquier caso, con puntos extras o sin ellos, mucha prudencia al volante en estos días de verano en los que las carreteras de llenan de vehículos. Siempre se dice que "Más vale perder un minuto en la vida, que la vida en un minuto".

0 comentarios :