Reforma de la ley del aborto

Hay quien equivocadamente piensa que formar parte de un partido como militante significa decir "si wuana" a todo lo que se plantea en su seno. Al menos en el Partido Socialista cuando libremente optamos por militar, no se nos pregunta nada al respecto, ni siquiera se nos obliga a realizar ningún juramento que nos comprometa a eso. La pluralidad de ideas y las diversas corrientes de opinión siempre han caracterizado a este partido con 130 años de historia, recién cumplidos.

El controvertido tema de la reforma de la ley del aborto, pretende ser utilizado por el principal partido de la oposición para arremeter contra algunas personas que no están de acuerdo con algunas cuestiones puntuales de la reforma, especialmente con la propuesta de que las jóvenes menores puedan abortar sin consultar a sus padres. Mi opinión ya la he expresado en un artículo que publiqué en la web de los Scouts Sant Yago de Cáceres, y no difiere para nada de lo que pienso ahora y seguiré pensando libremente y sin coacción alguna.

Parece ser que dentro de las filas socialistas (entiéndase militantes, votantes y simpatizantes) somos bastantes, al menos un 56% como publica hoy el periódico El País, lo que de alguna manera sirve para respaldar cierta oposición a la norma, y por tanto el augurio de una más que dudosa aprobación por vía parlamentaria, al menos tal y como se plantea la propuesta.

El no compartir ciertas tesis no significa en absoluto que no se abogue por una reforma de la ley, intentando conjugar todos los intereses, especialmente los de la mujer, pero siempre teniendo muy presente al nuevo ser que se concibe desde el momento de la fecundación , cuya vida está más que demostrada. En esto como en todo, los matices son importantes.

0 comentarios :