Recordando viejos tiempos


Parece que fue ayer cuando tumbado por los suelos, rodilla en tierra, nos batíamos en los bolindres(canicas para los de la capital)en las calles sin asfaltar de los barrios de uno cualquiera de los pueblos de Extremadura. En aquellos tiempos nuestros juguetes eran algo menos sofisticados y más baratos que los de ahora.Incluso la imaginación nos dotaba de un don especial que nos convertía en inventores de juegos y de juguetes.

Dentro de mis preferidos destacaban -además de los Madelman, Geyperman o Airgan boys - los clicks de Famobil. Tanto que no dudé en inculcarle a mi hijo la afición por estos pequeños hombrecitos y mujeres (entonces claks)- que siguen generando verdaderas pasiones entre los pequeños, como en aquel entonces. De los clicks de aquella época nos queda el diseño y la filosofía de quienes los poseíamos y conservábamos como oro en paño. Hoy, ya no se llaman así, sino que simplemente les llaman muñecos de Playmobil, aunque mi hijo al igual que su padre, les sigue llamando clicks.

Hace algún tiempo, cuando pasaba unos días en Madrid, me topé en el mercado de la Puerta de Toledo, con una interesante feria de intercambio de este tipo de juguetes, sin darle demasiada importancia, hasta que hoy he leído en el diario 20 minutos, que en ese mismo lugar se celebra desde mañana y hasta el domingo la Feria Nacional de coleccionistas de clicks. Curiosa iniciativa que comparten bastantes personas, muchas de las cuales se han organizado en una asociación, en la que de momento no estamos ni yo ni mi vástago, pero me temo que si éste sigue teniendo esa fiebre que tiene con estos pequeños, no me cabe duda de que en un futuro formará parte de ella.

A quiénes como nosotros os apasionan estas criaturitas os aconsejo esta web donde aprenderéis mucho y sobre todo recordaréis viejos y sanos tiempos.

0 comentarios :