Yo también me siento europeo

|

Hoy, 9 de mayo de 2009, celebramos un año más el Día de Europa. Lo conmemoramos especialmente quienes además de guadalupeños, villuerquinos, extremeños o españoles, nos sentimos europeos. Porque, al menos en lo que a mi respecta, Europa me ha aportado mucho. Me ha permitido trabajar en mi tierra, pues parte de mi sueldo se nutre desde hace ya varios años de fondos estructurales que proceden de Europa. Pero además, Europa ha contribuido al progreso y desarrollo de la comunidad en la que me muevo: ha financiado infraestructuras, colegios, centros públicos y ha servido para formar y capacitar a muchas personas que hoy, en buena parte, son lo que son gracias a esa aportación. ¡Qué decir de la agricultura y de las ayudas de las políticas europeas!, o de otro tipo de incentivos empresariales que han llegado a través de la ventanilla europea. Es justo reconocer que Europa es importante para nosotros y por ello debemos ser conscientes de algunos aspectos:

1º. Nos guste o no, somos europeos.

2º. Lo que se decide en Europa nos incumbe y mucho.

3º. Es importante integrarse en las estructuras políticas europeas, para lo cual se hace necesario que la ciudadanía participe en todos los procesos articulados desde el sistema democrático para ello, especialmente en las elecciones y en otros.

Por eso, el 7 de junio es fundamental que todos y todas votemos a nuestros representantes europeos, porque su papel resulta determinante. Un ejemplo claro de cómo la política española es decisiva en la toma de decisiones europeas es la defensa a ultranza de la retirada de la jornada de las 65 horas que se pretendía instaurar en la Unión Europea y donde el papel de los socialistas españoles fue crucial, y más concretamente el de Alejandro Cercas, extremeño de Ibahernando.




0 comentarios :