Romería de Mirabel

Quién no recuerda la romería de Mirabel en Guadalupe, especialmente en el pasado, cuando todo el contorno e incluso el propio Palacio era más accesible a todas las personas y la unión fraternal entre los guadalupeños era diferente. Siempre fue esta fiesta la más grandes de las que se hicieran en la campiña guadalupana, especialmente por la mayor distancia al núcleo de población con respecto a las otras (San Blas o Santa Catalina) y porque todo era diferente: más colorido, presencia de caballos, solemnidad religiosa, etc... Siempre recordaré mis primeros años de músico en la Banda, hace 25 años, cuando después de la comida siempre hacíamos un baile popular, de los de antes, de los que nunca debieron haber sucumbido a otras formas musicales más modernas y casi siempre ajenas a la cultura local.

Mañana, D.M., intentaré volver a ese lugar, al que no voy desde hace algún tiempo. Lo haré -si el tiempo no lo impide- andando o en coche. Una vez allí, además de disfrutar de la naturaleza y la gente, participaré como músico en la tradicional procesión hacia la Cruz del Ventisquero.

Mirabel, ha sido, es y será, si nosotros lo queremos, la romería más importante de la Puebla y Villa de Guadalupe.

Merece la pena acercarse hasta este sitio y disfrutar de un día de campo y de convivencia.





0 comentarios :