Reflexiones en la antesala de las europeas

No os podéis imaginar como me "duele" no poder detenerme demasiado tiempo en este espacio y contaros algunas de mis inquietudes. A veces sucede que todo se acumula y que todo es urgente, prioritario y necesario, teniendo que sacrificar determinadas acciones, como es el caso del mantenimiento del blog, para atender otras cosas. Y mientras, el mundo sigue su curso y la vida también.

Estamos en periodo electoral y eso se nota, se palpa y se respira especialmente en los medios de comunicación y de modo intenso en el seno de los partidos que concurren a estas elecciones europeas. Entre todo esto, intuyo cierta sensación de apatía y desconfianza hacia la clase política que nos viene marcada por las noticias que nos hablan de delitos fiscales, de cohechos, de prevaricaciones y de todos esos rollos que tienen como protagonista a algún político y que nos hacen echar por tierra, sobre todo a la ciudadanía de a pie de calle, determinadas opiniones de la clase política.

El caso Gürtel, los espías en la Comunidad de Madrid, las dietas en el Reino Unido, la alcaldesa de la Muela y un largo etcétera de personajes e historias, nos generan demasiadas dudas y cuanto menos nos hacen reflexionar sobre la credibilidad o los intereses que mueven a todos los políticos y nos animan a la inactividad democrática, especialmente en las urnas. En cualquier caso, el voto siempre es importante y es quizás la única oportunidad que tenemos para manifestar nuestro desacuerdo con alguien o con alguna manera de gobernar y ejercer la política., contraria a nuestras expectativas.

Quizás son muchas elecciones en poco tiempo, pero es lo que toca, y afortunadamente lo que tenemos para poder ponerle a cada uno en su sitio, o al menos intentarlo.


0 comentarios :