Votar en Europa es también importante


El próximo domingo 7 de junio, los españoles y españolas, estamos de nuevo convocados/as para ejercer uno de nuestros derechos más importantes: el voto libre y secreto.Será con motivo de la convocatoria de elecciones europeas 2009. Unos comicios que son de vital importancia para cualquier ciudadano/a de cualquier región de las que estamos integradas en la Unión Europea, y que supone en muchos casos elegir a gobiernos partidarios del progreso y de la plena integración, o por el contrario tendentes a mantener las diferencias entre países, y a seguir propiciando políticas conservadoras, en perjuicio de los más débiles y necesitados.

A nadie de los que participáis habitualmente en este espacio se le escapa mi visión y posicionamiento al respecto. Pero no quiero influir en modo alguno sobre que opción debe ejercer cada cual en su ejercicio responsable del voto. Se trata más bien de animar a las personas a que lo hagan, a pesar de que solemos trazar una línea demasiado distante entre nuestra ciudad o pueblo, y los centros de decisión europeos (Bruselas o Estrasburgo fundamentalmente). Todo lo que sucede en Europa, en su Parlamento, en la Comisión Europea, en el Comité de las Regiones o en cualquiera de sus órganos colegiados nos afecta a todos/as, y de qué forma.

Mucho de lo que Extremadura y sus pueblos han avanzado se lo debemos a las políticas de convergencia de la Unión, de las que nos hemos beneficiado en la practica totalidad de las áreas de actuación (infraestructuras, sanidad, educación, agricultura, empleo...). Pero además, Europa ha de ocupar un espacio de relevancia en el orden global, porque representa una amplia gama de oportunidades y potencialidades que han de permitirle un liderazgo, que contribuya a mejorar y a aportar soluciones a algunos de los problemas globales más significativos en estos momentos: cambio climático, crisis económica, igualdad entre personas, no discriminación social, empleo...

Por todo ello, y porque nuestra participación es tan importante como la de cualquier otro ciudadano o ciudadana europea, debemos votar el próximo día 7 de junio de 2009. Además, si ese día piensas que no estarás en tu lugar de residencia habitual siempre existe la opción de voto por correo, que es muy sencilla de realizar, y que solo necesita un pequeño esfuerzo.

0 comentarios :