Rectificar es de sabios

|

La crisis económica y los resultados de las elecciones en el País Vasco y Galicia estaban desgastando en gran medida al gobierno de Zapatero, sobre todo porque después del caso Bermejo, los antecedentes de Magdalena Álvarez y la falta de coordinación demostrada con el error diplomático de Kosovo, la ciudadanía estaba demandado algunos cambios, no ya solo para mejorar las competencias del gobierno que también, sino para abordar esta última etapa en la que el Parlamento necesitará de grandes negociadores para sobrevivir en un hemiciclo en el que uno de los históricos aliados, el PNV, estará alejado de los planteamientos socialistas.

A priori, el nuevo equipo de ministros y ministras, no deja ninguna duda ante su capacidad de gestión y de experiencia en las materias para las que han sido designados, donde sorprende para bien la presencia del Presidente del PSOE, Manuel Chaves, amplio conocedor de las políticas autonómicas, sin duda uno de los campos más complicados en los que el nuevo ejecutivo deberá trabajar (financiación autonómica, reforma de estatutos...). Me hubiese gustado que de nuevo volviese a Madrid un/a extremeño/a, pero en esto de la política es complicado. Aunque si eso significa mayor gloria para el futuro, pues bienvenida la espera.

Ya hay quien afirma que Vara no tardará en hacer lo propio en Extremadura.

0 comentarios :