I Congreso Caminos a Guadalupe

Hace aproximadamente un mes, cuando Antonio Dávila, Rocío Sánchez y un servidor nos lanzamos sin alianzas, al vacío y sin padrinos a organizar el I Congreso Caminos a Guadalupe, no pensábamos la aceptación y la respuesta que iba a tener, y sobre todo el respaldo que finalmente ha tenido.

Hace un rato ha comenzado este evento, que espero sea el primero de muchos, y en cuyo nacimiento me siento de algún modo orgulloso y sobre todo progenitor. Este ejemplo viene a corroborar la tesis de que cuando las ideas son nítidas, salen desde el corazón y el objetivo está claro, los proyectos van saliendo, porque lo importante es contagiar al resto de lo que realmente se lleva dentro. Estoy seguro que hemos tenido una excepcional complicidad por parte de alguien especial, porque la causa lo merecía y porque ya va siendo hora de que entre todos, especialmente los guadalupenses, vayamos construyendo ese pueblo que aún está lejos de ser y representar lo que realmente le corresponde.

Estos días estaremos en el Salón Mudéjar del Monasterio, coordinando, acogiendo y sobre todo debatiendo sobre el potencial que suponen los caminos de peregrinación a Guadalupe, y como entre todos podemos desarrollarlo y que ello repercuta en el beneficio de las personas y de los pueblos por los que atraviesan.

Mi más sincero agradecimiento a quienes con su aportación económica y apoyo lo han hecho posible, especialmente a mi familia, la gran perdedora de todo esto, gracias a la cual y tolerando mi ausencia, he podido entregarme en cuerpo y alma a la causa.

Os esperamos.

0 comentarios :