Una semana ausente

|

Quiero empezar esta semana pidiendo disculpas a aquellos/as que me seguís por haberos tenido algunos días desconectados de mis opiniones a través de este espacio. A veces las prioridades, personales y profesionales, nos impiden estar en todos sitios a la vez, a pesar de que en ocasiones lo intentamos y nos genera algún que otro quebradero de cabeza. Lo cierto y verdad es que no son mis intenciones dejar este blog, pues si así hubiera sido no estaría abierto después de tanto tiempo.

No quiero manifestar aquello de "no volverá a ocurrir" porque resulta obvio que en estos menesteres no podemos decir aquello de "de este agua no beberé" y pretender la perfección, máxime cuando esto forma parte de una necesidad personal, que o se tiene o no se tiene, y ya se sabe lo que sucede con el estado de ánimo de uno. Somos humanos y eso significa que existen límites gracias a los cuales nos fortalecemos y nos ponemos las pilas. Y no penséis con esto que he tenido un infarto o algo similar. Nada de eso amigos/as. Sólo algo de pereza motivada por importantes retos profesionales y personales a los que había que hacer frente.

Saludos.

0 comentarios :